Antecedentes





El 29 de octubre del 2011, en el auditorio del sindicato Mexicano de Electricistas (SME) – y en el marco de la V Conferencia Sindical Nacional, organizada por el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical y a la cual asistieron más de ochenta organizaciones sindicales-, los compañeros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) presentaron una ponencia intitulada “Por una nueva central de trabajadores del campo y la ciudad”. La cual fue debatida en la mesa correspondiente y de ella salió la propuesta de iniciar el proceso para la construcción de una nueva central de trabajadores. El primer agrupamiento que retomó esta propuesta, y la llevó a la práctica, fue el Frente Sindical Mexicano.

Por acuerdo de la reunión del FSM, realizada miércoles 24 de noviembre de 2011, se acordó convocar a una reunión de direcciones sindicales para discutir la ruta de conformación de una nueva Central de Trabajadores Clasista, Democrática e Independiente. Dicha reunión se verificó el miércoles 7 de diciembre de 2011 en la Secretaria General del SME y de ahí surgieron diversas propuestas para iniciar el proceso de construcción de la nueva central.

El acuerdo más importante fue el de impulsar un Foro de análisis, amplio e incluyente, para impulsar la unidad. Así el 10 de marzo del 2012 en la Universidad Obrera de México, se realizó el Foro denominado ¿Es necesaria una nueva central de trabajadores?, en donde el Dr. Pablo Gonzales Casanova presentó la ponencia intitulada “Por una nueva organización de los trabajadores”. Esta ponencia fue publicada en el periódico La Jornada y ampliamente reproducida en diversas páginas electrónicas y en redes sociales. En ese Foro contamos con la presencia de nuestros camaradas de la CNTE, representada por sus combativas secciones IX y XVIII.

De este foro emanó la propuesta de convocar a una reunión de direcciones sindicales para crear una coordinación, de diferentes referentes sindicales, para poner en marcha el esfuerzo unitario. Esta reunión se realizó el sábado 21 de abril de 2012 en las instalaciones de la Sección IX del SNTE y contó con la asistencia de las siguientes organizaciones: secciones de la CNTE de los estados de Michoacán (XVIII), Oaxaca (XXII) y Distrito Federal (IX); Alianza de Tranviarios de México (ATM); Sindicato Mexicano de Electricistas (SME); Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, (STMMSRM); Sindicato de Trabajadores del Transporte de Pasajeros del Distrito Federal (STTPDF); Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo (STAUACH); Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM); Sindicato Único de Trabajadores del Instituto de la Educación Media y Superior (SUTIEMS); Consejo Nacional de Trabajadores (CNT); y la Sección 33 del Sindicato de la Secretaría de Desarrollo Social.

El principal acuerdo de esta reunión fue la de “Declarar constituida la Junta Promotora Provisional para la Construcción de una Nueva Central de Trabajadores, en el entendido de que éste era el inicio de un proceso de construcción de la misma y no su culminación”.

A partir de este acuerdo se realizaron reuniones mensuales de dicha Junta, algunas de ellas en los estados de Michoacán y Oaxaca, en donde se han sumado más organizaciones. Fue en el Sexto Pleno de esta Junta, realizada el 16 de marzo de 2012, que se acordó “eliminar el carácter “provisional” de la Junta, con objeto de darle a este proceso un carácter definitivo y formalizado”. Así nació la Junta Promotora para la Construcción de una Nueva Central de Trabajadores (JPNCT).

El 18 de mayo de 2012, se acordó convocar a un Foro denominado “Seminario de Reflexión Estratégica Hacia la Construcción de una Nueva Central de Trabajadores”, realizado los días 19 y 20 de julio en el balneario de Oaxtepec Morelos. En este Seminario contamos con la presencia de los compañeros sindicalistas, José Rigane de la CTA de Argentina, Rafael Chacón de SCBV de Venezuela y Jorge Bermúdez de PIT-CNT de Uruguay, quienes compartieron su valiosa experiencia en la construcción de centrales sindicales que han sido piedra angular en la lucha en contra del neoliberalismo en sus respectivos países.

Al Seminario acudieron 24 organizaciones, que en su conjunto representaban a cerca de 350 mil trabajadores y trabajadoras, activos y jubilados, nada mal para iniciar la construcción de la nueva central. Del sector educativo estuvieron representados 281 mil 615 trabajadores; de la energía 27 mil 799; empleados públicos 2 mil 615; transporte público 6 mil 260; industria 3 mil 600; cooperativas 2 mil 500 y jubilados 7 mil.

A partir de esta fecha iniciaron su trabajo diversas comisiones para elaborar los documentos básicos y de organizar los trabajos para preparar el congreso de fundación de la NCT.